Piernas sanas y bonitas

En este post vamos a hablar de como evitar la retención de líquidos para conseguir unas piernas menos pesadas y bonitas.

Nuestras venas de las piernas transportan la sangre desde los pies hasta el corazón. No es nada fácil, si contamos con los efectos de la gravedad y del tipo de vida que llevamos.

Una vida sedentaria o una alimentación rica en grasas son suficiente para provocar una insuficiencia venosa (síndrome de piernas pesadas) y que puede llegar a ocasionar varices y problemas vasculares graves.
Las personas que están muchas horas de pie (peluqueras, esteticistas, dependientas de comercio, azafatas, porteros, agentes de seguridad, etc…)  y las embarazadas son los principales afectados por este problema.
Con la llegada del verano, cuando estamos en ambientes cerrados con la calefacción puesta (personal de oficinas y grandes almacenes) o cuando estamos muchas horas sobre un suelo enmoquetado o sintético se acentúa todavía más.

¿Qué necesitan unas piernas pesadas?

  1. Estimular la circulación venosa.
  2. Drenar el exceso de agua que comprime las venas
  3. Favorecer permanentemente la circulación adecuada de la sangre y de la linfa.

Te hacemos un resumen de una serie de precauciones para evitar la retención de líquidos y un manual de lo que debemos hacer para ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de líquidos.

CAUSAS DE LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS Y PIERNAS PESADAS

La retención de líquidos se produce cuando existe un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de un compartimiento a otro. Si el paso de agua es abundante del espacio intravascular al intersticial, aparece la retención de líquidos.
La retención de líquidos puede ocurrir tanto por el estilo de vida (sedentarismo), como por fluctuaciones hormonales (embarazo, menopausia, pre-menstruación), por desequilibrio en la ingesta de líquidos o enfermedades importantes (cirrosis, insuficiencia cardíaca, hipertensión arterial, cáncer, desnutrición, etc.).

Las causas de la retención de líquidos obedecen a dos factores :

  1. Factores orgánicos: Inflamatorios (en articulaciones por traumatismos o golpes), Alérgicos, trastornos circulatorios ( ralentizamiento del retorno sanguíneo y linfático). Enfermedades propias de ciertos órganos (hígado, riñón, corazón, etc.).
  2. Factores cotidianos: Sedentarismo (falta de actividad física, permanecer muchas horas sentados, etc.), estrés (la angustia y los nervios desequilibran el sistema hormonal ), ciertos medicamentos (anticonceptivos orales, corticoides, antiinflamatorios, etc.), factores climáticos (en menor medida la presión atmosférica y las altas temperaturas).

¿COMO EVITAR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS?

  1. Seguir una alimentación rica en fruta y verdura
    1. Una dieta rica en verduras, hortalizas, fruta, legumbres e hidratos de carbono complejos (pasta, arroz) y alimentos ricos en potasio. Entre las verduras y hortalizas más recomendadas se encuentran las patatas, calabaza, tomate, calabacín, berenjena, espárragos, setas y alcachofas. Y de las frutas la más aconsejable es el plátano, por su alto contenido en potasio.
  2. Beber un mínimo de 1 litro de agua al día y mejor si son 2
  3. Reducir al mínimo el consumo de sal en las comidas
    1. Alimentos a evitar o reducir: embutidos, conservas, quesos , ahumados, curados, pan con sal, pastillas de caldo, sopas y purés comerciales
    2. Para que las comidas no resulten insípidas y realzar el sabor de los alimentos se pueden usar como sustitutivo hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla.
    3. Alimentos bajos en sodio: Tenemos muchas frutas y verduras, en especial manzanas, peras o cerezas. Para saciar el organismo podemos recurrir a algunos cereales como el arroz o la avena, o a tubérculos como la patata. La soja u otras legumbres son fuentes vegetales de proteínas con muy poca sal.
  4. Evitar el consumo de alcohol
  5. Evitar bollería industrial y azúcar
  6. Hacer ejercicio regular
    1. Las actividades básicas y más asequibles serían: Caminar, correr, nadar e ir en bicicleta.
    2. Otras actividades muy interesantes serían: Cross-training (máquina elíptica), spinning (bicicleta indoor), gimnasia sueca y/o yoga.
  7. Caminar al menos 30 minutos al día
  8. Olvidarse del ascensor y subir por las escaleras (si es posible)
  9. No fumar
  10. Dejarse asesorar por un profesional

¿CÓMO ELIMINAR EL EXCESO DE LÍQUIDOS DE UNA FORMA NATURAL?

La naturaleza está de nuestra parte y nos ofrece una serie de plantas cuyas propiedades favorecen la eliminación de líquidos. Podemos encontrar las siguientes en tiendas y herboristerias:

  • Diente de león: ( Taraxacum officinale )
  • Fumaria: (Fumaria officinalis L.)
  • Achicoria: (Cichorium intybus)
  • Perejil: (Petroselinum crispum)
  • Cebolla: (Allium cepa)
  • Saúco: (Sambucus nigra)

De forma tópica encontraremos las cremas “frías”. Sus componentes más habituales suelen ser mentol, rusco, hamamelis, castaño de indias , cafeína y romero. La mayoría de ellos son sustancias de origen natural. En Eclipse Esthetic Spa tenemos a vuestra disposición un estupendo Gel Frío para Piernas Cansadas con Arnica, Castaño de Indias, Caléndula, Mentol, Ruscus y Uva.

LA PRESOTERAPIA

La presoterapia consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta técnica promueve además la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos,facilitando la regeneración tisular.

En nuestro centro también os ofrecemos Tratamiento de Presoterapia. Si queréis saber más os dejo este enlace


Por último os dejo unos ejercicios específicos para las piernas en el orden que sigue:
1. Túmbate boca arriba en el suelo y estira los brazos en forma de cruz. Inspira y al mismo tiempo cruza una pierna rígidamente extendida sobre la otra mientras vas espirando. Repite 5 veces.
2. Separa bien las piernas y apoya las manos en las rodillas. Flexiona una y después la otra, alternativamente, 5 veces cada una, desplazando el tronco erguido hacia el lado de la pierna flexionada y estirando al máximo la otra
3. Para conseguir tornear las piernas separa los pies ligeramente, manteniendo el cuerpo erguido. Inspira y flexiona levemente las rodillas levantando los talones. De esta forma conseguirás que el peso recaiga sobre las puntas de los pies.
4. Ponte recta con los pies un poco separados, los brazos a los lados de las caderas y la cabeza erguida. Inspira profundamente y eleva los talones hasta quedar de puntillas. Espira lentamente, permanece así unos 4 segundos y luego baja los talones lentamente hasta apoyarlos en el suelo. Repite 5 veces.
5. Por último, vuelve a ponerte recta con los pies un poco separados. Intenta levantar los talones manteniendo las rodillas flexionadas y el resto del cuerpo inmóvil. Mantén los brazos caidos sobre el lado interno de los muslos. Aguanta unos 4 segundos y recobra la postura con las piernas estiradas, bajando los talones hasta apoyar en el suelo las plantas de los pies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.