Guía: Cumplir los Propósitos de Año Nuevo

Un año nuevo empieza, y como cada año hacemos nuestra particular lista de propósitos a cumplir.

Muchas veces acaba el año y no los hemos cumplido. Vamos a hacer una guía con ideas para llevarlos a cabo y con una lista de buenos propósitos , por que todo no es adelgazar o dejar de fumar…

8 ideas

Una obligación: Mímate mucho

Hay que quererse mucho y subir el autoestima. Comenzar a valorar lo que tenemos al rededor. Te conoces mejor que nadie y sabes cuáles son las formas de hacerte la vida un poquito más feliz.

Una necesidad: Dedica más tiempo a los realmente importantes

Tus familiares y amigos son las personas que te hacen más llevaderos tus malos días y comparten tus alegrías cuando hay algo que celebrar. Se merecen toda la atención que puedas proporcionarles. Organiza tu tiempo y búscales huecos.

Un clásico: Intenta cuidarte más

Apuntarse al gimnasio, comer cinco raciones de frutas y verduras diarias o dejar de fumar. Estos tres propósitos sin duda están entre los deseos clásicos que año tras año se repiten. Lo mejor que puedes hacer es no presionarte demasiado. Haz las cosas de manera progresiva, no intentes cumplirlos en los primeros 3 meses. Si no, acabará el año y no habrás cumplido ninguno.

Un poco de auto-crítica: Aprende de los errores

Puede ser el momento de aprender de esos pequeños ‘fallos’ que todos tenemos. Suena algo complicado pero con ciertos trucos, todo puede resultar más sencillo. Repasa, aprende y corrige.

Un capricho: Haz lo que realmente te hace feliz

Tal vez la rutina del trabajo y la familia no te deja tiempo para nada pero es importante que dediques algunos momentos a ti y a tus hobbies. Rescatar tu viejo maletín de pintura, haz una lista con aquellos libros que te gustaría leer durante el año, para ir tachándolos a medida que pasan los meses. Ves al cine, haz senderismo…Haz lo que te haga feliz.

Un propósito solidario: luchar por un mundo mejor

Tan solo tienes que elegir cuál es la causa que más te motiva o con la que te apetece colaborar y sacar tu lado más solidario. Colabora con una ONG, adopta un perrito, planta un árbol, recicla… Ayudaras a hacer este mundo un poco mejor y te sentirás en paz.

Uno para crecer: Viaja

No es necesario un gran gasto de dinero y de tiempo; elige una escapada que se adapte a ti.  Cualquier destino que te haga salir de la rutina te hará aprender más, te enriquecerá y te hará crecer.

Una asignatura pendiente: De este año no pasa

Por último, esos propósitos que arrastramos año tras año y que nunca cumplimos. La formación es, muchas veces, una de las asignaturas pendientes más comunes. Clases de inglés, el carnet de conducir, las clases de teatro o de tenis pueden ser algunos de esos proyectos que, este año sí, se conviertan en una realidad.

Puntos clave para llevarlos a cabo

  • Cierra ciclos: Olvidate de lo que no vas a cumplir y no te llena ni te hace crecer.
  • Mira el lado positivo: Ante la adversidad no te rindas, mañana lo verás todo de otro color.
  • Sonrie: Es grátis y libera endorfinas.
  • Descansa, hay que parar para coger energía y respira profundamente cuando veas que te estés agobiando.
  • Conecta más offline y menos online con los demás, es mejor hablar en persona. Conoce gente nueva.
  • Sé tú mismo, para lo bueno y para lo malo. Utiliza la sinceridad y la honestidad, siempre sin ofender a nadie pero también intentado respetarte a tí mismo.
  • Plantea tus propósitos en positivo y mantenlos bajo control. No te excedas para conseguirlos , marca pautas.
  • Objetivos motivadores y recursos necesarios. Deben ser propósitos que te hagan feliz y que estén a tu alcance.
  • Haz una lista, anota tus progresos si es necesario y cada cierto tiempo revisa tu evolución. Te animará ver lo que has conseguido.

 

 

Deja un comentario